fbpx
11/02/2022

Sun Ballast se acomoda en todo

 Nuestros soportes lastrados, debido a que no necesitan anclajes, tienen ventaja de salida sobre cualquier superficie.

«Se acomoda en todo», se dice de la persona que se adapta a todo y nunca crea problemas. Pasando de los humanos a las estructuras lastradas, la frase casa perfectamente con la versatilidad de los productos Sun Ballast.

Pero empecemos por el principio.

Antes de montar una instalación fotovoltaica en un techo plano, es importante evaluar las peculiaridades de la superficie: cada tipo de cubierta tiene unas características muy precisas que pueden aprovecharse para mejorar el rendimiento final de la instalación.

Y aquí es donde destaca de inmediato el factor Sun Ballast. Nuestras estructuras lastradas, de hecho, no tienen necesidad de anclajes en la cubierta sobre la que se colocan, por lo cual son particularmente idóneas para su instalación no sólo sobre las clásicas cubiertas de cemento, sino también sobre otros tipos de superficies.

 

Instalación fotovoltaica sobre techos verdes

 

Suele creerse que los paneles fotovoltaicos causan daños a las plantas presentes en las cubiertas ajardinadas, porque se piensa que las sombras proyectadas por los paneles son un problema para el crecimiento y la buena salud de las plantas.

Pero no es así. De ningún modo.

De hecho, los paneles no sólo protegen las plantas de los rayos directos del sol en los tórridos días del verano, sino que además hacen de barrera en caso de fenómenos atmosféricos potencialmente dañinos.

 

Una de las ventajas más importantes es el rendimiento de los paneles. Varios estudios han demostrado que la combinación azotea verde-placas solares fotovoltaicas aumenta sensiblemente la productividad de estas últimos. El aumento de productividad se debe a la capacidad de los techos verdes para mantener la cubierta a una temperatura más baja, que es más adecuada para la producción energética de los paneles.

 

Sin embargo, elegir Sun Ballast marca la diferencia también en estas superficies.

PROBLEMA: las instalaciones sobre cubierta ajardinada no están exentas de complicaciones, muchos sistemas necesitan de hecho que el terreno esté perfectamente nivelado antes de proceder con la instalación.

SOLUCIÓN: los soportes lastradas Sun Ballast logran dar a la instalación una estabilidad extrema incluso sobre terreno no perfectamente nivelados.

 

Instalación de generación solar sobre grava

 

La grava es una excelente manera de proteger la cubierta de los rayos UV, así como de las filtraciones de agua, por eso está presente en muchos de los edificios de nuestras ciudades.

 

PROBLEMA: la grava, sin embargo, podría hacer más trabajosa y lenta la instalación de paneles solares fotovoltaicos.

 

SOLUCIÓN: lo que es cierto para la mayoría, no lo es para los soportes Sun Ballast.

Nuestros lastres de soporte permiten elegir entre dos formas de instalación distintas:

 

– En la primera, la grava se retira para permitir la colocación de las estructuras, y luego vuelve a colocarse. Este método, con tiempos ciertamente más largos que el siguiente, permite aumentar la estabilidad de la instalación.

 

– Con el segundo método, el sistema se instala directamente sobre la grava, por lo que el trabajo es más fácil y más rápido y no interfiere con la estabilidad general de la instalación.

 

La elección del primer o segundo método depende obviamente de las necesidades del cliente y de la instalación.

Instalación fotovoltaica sobre cubierta con revestimiento

 

Los revestimientos de las superficies de las cubiertas son una manera perfecta, no solo de proteger la cubierta sobre la que se colocan los paneles, sino también de evitar que los balastos se deslicen en caso de techos ligeramete inclinados.

 

PROBLEMA: en el caso de superficies planas con revestimiento, hay que prestar la máxima atención, durante la colocación de los paneles, a la superficie propiamente dicha: es importante no dañarla con agujeros de fijación para no invalidar su acción impermeabilizante.

 

SOLUCIÓN: el sistema de apoyo Sun Ballast garantiza la máxima resistencia al viento gracias a la doble función de soporte y lastre, sin estropear el revestimiento. Por eso las estructuras Sun Ballast, sin necesidad de anclajes en la cubierta, son la mejor opción también sobre este tipo de superficies.

 

Instalación fotovoltaica de tierra

 

Las instalaciones montadas en tierra pueden ofrecer las mismas ventajas que las instalaciones sobre techo verde, es decir, pueden ser más beneficiosas no solo para la productividad de la instalación sino también para el ecosistema.

 

A diferencia de la cubiertas ajardinadas, en este caso el peso de la estructura de soporte de los paneles no supone un límite para la instalación.

 

 

La versatilidad de los soportes lastrados Sun Ballast

 

Como hemos demostrado, los lastres Sun Ballast, gracias a su extrema versatilidad, son la opción ideal para todo tipo de superficies. Porque la instalación no requiere de ningún tipo de anclajes y resulta por tanto fácil y rápida, además de que no afecta a la superficie en modo alguno.

 

Antes de proceder, la oficina técnica Sun Ballast evalúa cuidadosamente las características de la cubierta sobre la que se colocarán los paneles, y es muy importante tener en cuenta algunos factores para poder orientarse mejor en la selección de la estructura de soporte más adecuada.

Entre las características de la cubierta que influyen en la realización de la instalación, cabe citar, por ejemplo, el grosor del suelo sobre un techo verde o la carga sobre la cubierta debida al uso de grava.

Este tipo de cálculos y evaluaciones nos permite ofrecer un servicio hecho a medida para cada cliente y para cada instalación.

Lo demás lo resuelven nuestros lastres, con su versatilidad, una ventaja competitiva que los hace ideales para todas las superficies.

 

Solicite ahora un

Presupuesto personalizado

Rellene el formulario

¿Necesitas

Asistencia técnica?

CONTÁCTANOS AHORA