fbpx

Campos de aplicación

Los soportes de hormigón Sun Ballast pueden instalarse rápida y fácilmente sobre una gran variedad de superficies

Superficies con revestimiento

Las cubiertas de las naves industriales a menudo llevan un revestimiento de protección que, por su naturaleza, no soporta cargas excesivas, de modo que una cuidadosa distribución del peso sobre ellas es un factor fundamental.

Este tipo de revestimiento de la superficie sobre la que se colocan los paneles solares tiene por objeto proteger la cubierta y evitar las infiltraciones de agua en la estructura.

Por ello es importante mantener inalteradas sus cualidades de protección e impermeabilización, características que los sistemas Sun Ballast, que no requieren anclajes de fijación, respetan perfectamente.

Superficies pavimentadas

Las terrazas y soleras a menudo se aprovechan para instalaciones fotovoltaicas. Este tipo de espacios la mayor parte de las veces presentan suelos de baldosas o de cerámica, y no está de más adoptar precauciones especiales para evitar que estas superficies sufran daños.

Las estructuras lastradas de Sun Ballast permiten la instalación de equipos fotovoltaicos evitando daños y posibles afectaciones al suelo sobre el que se montan debido a que no requieren de anclajes al piso y a que se emplean unas alfombrillas especiales que evitan alteraciones de las características de la cubierta.

Superficies recubiertas de grava

La grava se utiliza a menudo sobre los techos planos de los edificios de nuestras ciudades; es útil porque hace de pantalla contra los rayos UV y evita no solo el excesivo calentamiento, sino también las posibles infiltraciones de agua.

Sobre este tipo de superficies, las instalaciones pueden realizarse de dos formas distintas: o bien colocando directamente las estructuras sobre la grava, o bien instalando los elementos de soporte por debajo de la grava. Con las estructuras Sun Ballast, ambos tipos de instalación aseguran la estabilidad y resistencia del equipo.

Techos verdes

En nuestros paisajes urbanos son cada vez más frecuentes los techos verdes, al igual que las instalaciones de generación solar sobre ese tipo de superficies. El techo verde, o cubierta ajardinada, ayuda a mejorar la productividad de los paneles fotovoltaicos, porque la vegetación consigue bajar la temperatura de la cubierta incluso durante las horas más tórridas, y evita de ese modo una caída de la producción de los paneles debida al calentamiento.

Al no necesitar anclajes de fijación, las estructuras Sun Ballast son ideales para su colocación también sobre estas superficies.

Instalaciones en el suelo

Las instalaciones fotovoltaicas realizadas en el suelo son un particular tipo de instalación en el que las estructuras se colocan sobre una superficie en estrecho contacto con el terreno; para este tipo de superficies, el peso de la estructura que sostiene los paneles no representa un límite, pero es importante prestar atención a otros elementos.

Para instalaciones en el suelo, es necesaria una atenta preparación de la superficie para conseguir que el terreno esté en condiciones y que los esfuerzos a los que está expuesto no ejerzan con el tiempo un impacto negativo en la instalación.

Solicite ahora un

Presupuesto personalizado

Rellene el formulario

¿Necesitas

Asistencia técnica?

CONTÁCTANOS AHORA