fbpx
11/04/2022

Entre sol y agua el tercer elemento es Sun Ballast

Una gran instalación fotovoltaica, el acueducto de la Región Basilicata, el sistema de estructuras Connect de Sun Ballast: estos son los espléndidos protagonistas de un proyecto lleno de beneficios para los ciudadanos y para el medio ambiente.

“Si quieres hacer las cosas en grande, es mejor contar con alguien que te ofrezca grandes garantías”.
Probablemente haya sido esta la línea de pensamientos seguida a la hora de llamar a Sun Ballast para esta obra inmensa, en el marco del plan de optimización energética de las estructuras e infraestructuras públicas puesto en marcha por la región de Basilicata.
Los objetivo eran no solo alcanzar la máxima autonomía y un sistema de aguas autosostenible, sino también una reducción de los costes necesarios para el funcionamiento de las plantas de potabilización, distribución de agua y tratamiento de las aguas residuales.

 

Para una gran instalación se requieren grandes estructuras de soporte

 

Para la realización de la instalación, que cuenta en total con más de 6000 paneles fotovoltaicos, se han utilizado unos 7000 lastres de soporte, con los cuales se han realizado tres equipos distintos capaces de producir un total de 1730 kWp de energía renovable.

Un increíble trabajo realizado por la oficina técnica de Sun Ballast, que se ha encargado de diseñarlo, a partir de los cálculos de tamaños, resistencia al viento, sombras y rendimiento del equipo. Otros factores considerados: la peculiaridad de los edificios, los distintos tipos de cubiertas y la zona de instalación de los paneles de generación solar.

Y, dado que para una gran instalación se requieren grandes estructuras de soporte… ¿qué mejor elección que los soportes lastrados del sistema Connect de Sun Ballast?
No solo porque su montaje es rápido y fácil, sin necesidad de perforaciones en la cubierta.
El sistema Sun Ballast, de hecho, ha sido pensado y realizado para dar la mejor respuesta a la acción de los fuertes vientos, cada vez más frecuentes en la península italiana.
Todo ello previa experimentación a través de rigurosas pruebas realizadas en túnel de viento que certifican una resistencia a vientos direccionales de más de 150 km/h.

Este particular sistema se basa en el uso de tres soportes de hormigón distintos (uno central, uno inicial y uno terminal), instalados de modo que creen una auténtica cuadrícula de paneles que, además de proporcionar al conjunto una extraordinaria estabilidad, mantiene también una buena distribución de la carga sobre la cubierta gracias a los límites de peso de los elementos.

 

Fiabilidad y competencia como motor del cambio

 

La fiabilidad y la competencia de la oficina técnica de Sun Ballast, que cuenta con un nutrido grupo de profesionales, como técnicos, arquitectos y delineantes, han sabido satisfacer plenamente la necesidad del cliente y han permitido una instalación rápida y simple gracias a la calidad de un producto muy fácil de utilizar.
Es una gran alegría para todos los que formamos Sun Ballast haber participado en este importante cambio del que podrán beneficiarse los habitantes de la zona, sabiendo que también representa una pequeña mejora en el bienestar de todo el planeta.

Solicite ahora un

Presupuesto personalizado

Rellene el formulario

¿Necesitas

Asistencia técnica?

CONTÁCTANOS AHORA